Beverest - Blog

MARIDAJE CON BEBIDAS SANAS (II)

Maridaje bebidas sanas

Por fin llegó el momento de continuar con nuestra serie sobre los maridajes de las bebidas sanas. Según lo prometido, vamos a empezar introduciendo los sabores básicos y relacionándolos con las bebidas saludables que puedes encontrar en Beverest.

Lo primero que hay que tener claro a la hora de hablar de maridajes es la diferencia entre sabores y olores. Parece una obviedad, pero hay mucha confusión al respecto. Empecemos por lo básico: estamos hablando de dos tipos de estímulos que se reciben a través de dos órganos diferentes: la nariz y la boca.

Boca: con las papilas gustativas de la lengua podemos apreciar los sabores: dulce, salado, ácido, amargo y umami. Además, percibimos otras impresiones, ayudados por otras partes de la boca como los dientes o el resto de partes carnosas. Aquí entraría la sensación grasa, la astringencia, las texturas, la temperatura…

Nariz: a través de la pituitaria recibimos la amplísima gama de olores, entre los que nos encontramos los florales, frutales, vegetales, minerales, los especiados, los de madera, los relativos a la fermentación…

Así, sería incorrecto decir que algo nos “sabe a mandarina”. Si es el caso, probablemente se trate de un sabor ácido y dulce, acompañado de un olor a mandarina. Hay una demostración clásica que consiste en dar a probar con la nariz tapada zumos de fresa y naranja. Son muy difíciles de diferenciar, porque ambos saben dulces y ácidos; la clave está en el olor.

Conviene hacer una mención especial al sabor agrio. Frecuentemente en catas con personas hispanohablantes nos encontramos con esta descripción, “me sabe agrio”. Pero, ¿qué es agrio? Según la RAE, sería la sensación de acidez “actuando sobre el gusto o sobre el olfato”. Sin embargo, es un sabor que se asocia fuertemente con el limón, que es muy ácido, pero también ligeramente dulce, amargo y astringente. Por mi experiencia suele utilizarse como comodín para todas estas sensaciones “alimonadas” o cítricas, por lo que recomendamos no utilizarlo para describir sabores y sustituirlo siempre que sea posible por “ácido”.

Y no podemos terminar sin hablar del sabor umami y contar brevemente su historia. Descrito por primera vez a principios del siglo XX en la Universidad de Tokio, hoy en día es imposible hablar de cata sin tenerlo en cuenta, aunque para el público no experto sigue siendo un gran desconocido. Se podría traducir como sabor “sabroso” y está muy presente en nuestra gastronomía en ingredientes como el pimiento de piquillo, el jamón ibérico curado o las anchoas en salazón. También lo podemos encontrar en algunas setas o, más claramente aún, en la salsa de soja. Existe “puro” en las sales de glutamato monosódico, muy utilizadas para aliñar las cocinas asiáticas.

Para poner en práctica estos conceptos, te planteamos que juegues con las bebidas saludables y locales del catálogo de Beverest.es y pruebes a describir sus sabores. Hay algunos fáciles, cómo la dulzura de la Horchata o el amargor de las cervezas… Pero algunos son realmente complejos, como las Kombuchas o la Michelada.

Y lo dejamos por hoy. En la próxima entrega de la serie hablaremos de los tipos de maridaje (afinidad/contraste, psicológicos…).

Te agradecemos como siempre que nos leas. Si tienes alguna duda, sugerencia o comentario, puedes escribirnos a info@beverest.es

Y por supuesto puedes comprar las mejores bebidas saludables y producidas aquí en beverest.es

Fotografía de @bymarjorie (Instagram)

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Tu Pedido:
  • No products in the cart.